En las obras de Rosana Sitcha descubrimos la ciudad a través de su reflejo. Desde esta perspectiva la miramos como un lugar enigmático, sugerente. Reconocemos los espacios habitados y, «bajo el cielo blanco, cada cristal se transforma en un laberinto de sueños» -palabras con las que el periodista Enrique Arroyas describe La ciudad reflejada de la artista. «Como si la vida interior se abriera paso por las fisuras de la luz en los espejos -continúa-, podemos escuchar retazos de conversaciones y pensamientos de las personas detenidas en la acera brillante».

Paisajes urbanos

En sus paisajes urbanos, debido a la utilización de la luz y el color, capta la mirada del espectador con altos contrastes y busca valores tonales para conseguir equilibrio, a la vez que aleja las zonas más iluminadas y acerca las más oscuras.

Concibe sus proyectos desde una óptica íntima y personal, donde juega con la capacidad del espectador de imaginar y adivinar lo representado. Una nueva perspectiva de paisaje que indaga en la relación entre la ciudad y las personas que la dotan de vida y movimiento.

Las ciudades «son universos propios, con una fisonomía particular que ella intenta narrar mediante un proceso pictórico». Así las describe Pedro López Morales, comisario de la exposición «Identidades urbanas» que se muestra en la actualidad en la Galería Benot de Cádiz. «A Sitcha -escribe-, le interesan tanto las piedras, los edificios que forman la cara de la urbe, como los escaparates de sus establecimientos, las farolas, las señales de tráfico, el mobiliario urbano, los mares que las bañan, los automóviles…y, de manera especial, todos los habitantes que dinamizan el entorno ciudadano».

Reflejos XXXVIII, Calle Novena (Cádiz).

Para López Morales, «los individuos que aparecen en los paisajes urbanos de Sitcha se integran perfectamente con la imagen viva de la ciudad que la pintora necesita transmitirnos. El city dweller participa del éxodo callejero que vemos en la mayoría de cuadros […]».

Establece, pues, «una genealogía en las estampas que pinta, penetra en la intimidad de la ciudad, observa y queda hechizada por los reflejos que producen las luces artificiales que alumbran calles reconocibles y espacios recónditos, y descubre cómo cada rincón se deja embriagar por la luz natural que lo preside a diferentes horas del día».

De la idea a las urbes

Su proceso creativo comienza con una idea, un reflejo en un escaparate o un rincón de la ciudad. «La pintora -explica el comisario- coge el lápiz y comienza el dibujo de una escena urbana que le interesa; después inicia la aplicación del color en sucesivas capas planas de pigmento. Y surgen planisferios terrestres que integran las metrópolis antiguas y modernas, porque su pintura trasciende la tabla, se despega del mapamundi y las ciudades» son reinventadas.

En Galería Benot, la muestra «Identidades urbanas» recoge paisajes urbanos y edificios emblemáticos de Cádiz: las transitadas calles Novena, Sagasta, San José, Ancha; otras, muy concurridas, junto a la plaza de Juan de Dios, el Puerto de Cádiz, el Oratorio de San Felipe Neri o la barroca catedral gaditana, que suman 40 cuadros de pequeño y mediano formato.

Calle Ancha II.

+ Sitcha

La ciudad es una temática que trabaja de forma paralela al retrato femenino y cada cuadro la guía, casi de manera inconsciente, hacia un gran proyecto, como ocurre con la serie de los elementos de la naturaleza.

El agua, el aire, la tierra y el fuego se convierten en el contexto de escenas de soledad, de quietud, de meditación, donde el elemento de la antigüedad clásica llega a restar protagonismo a la representación del rostro.

Para Juan García Sandoval, “en la pintura que compone esta serie, existe una naturaleza en movimiento interno. El retrato y los cuatro elementos (…) son las claves para llevarnos por sus estados esenciales”.

La artista establece en los retratos una armonía de colores análogos, tanto en la luz como en la sombra, mediante los que obtiene gamas armoniosas que equilibran la composición.

Frágiles XXVI. Acrílico sobre tabla.

En Frágiles, evoca la idea de fragilidad, inspirada en esos instantes en los que las burbujas aparecen en el agua y se disuelven de inmediato, mediante rostros de mujer sumergidos total o parcialmente en el agua en calma.

Volátiles presenta la figura femenina con el cabello en movimiento y un fondo blanco que recrea la transparencia del aire.

Para Terrenales crea diferentes texturas por la combinación de los colores y añade la representación de las manos femeninas. En la última de estas series, Incandescentes, predomina una gama cromática de colores cálidos.

Las figuras permanecen con los ojos cerrados, en un estado de tranquilidad, de introspección. En definitiva, una extensión de la propia naturaleza de la artista.

Frágiles XVII (150 x 150).

Bio

Artista contemporánea, el realismo de sus composiciones –realizadas en acrílico sobre tabla- y la luz como fuente de inspiración caracterizan su pintura. Los temas centrales de su producción son el paisaje urbano y el retrato femenino.

Licenciada en Bellas Artes por la Facultad San Carlos de la Universidad Politécnica de Valencia, ha completado su formación con grandes profesionales como Cristóbal Gabarrón, Antonio López y Eloy Morales. 

Ha realizado numerosas exposiciones individuales: “La ciudad reflejada”, Sala Alta del Real Casino de Murcia, (2017); “Los elementos: la fuerza de la naturaleza”, en la Fundación Pedro Cano, Blanca (2016); “Madrid, la ciudad pintada”, Galería Jorge Alcolea, Madrid (2016); “Soliloquio urbano. Segunda edición”, Aula de Cultura de Cajamurcia, Cartagena, (2016); “Soliloquio urbano”, Fundación Cajamurcia, Madrid (2016); “Cosmopolitas”. Galería de Arte Mar, Barcelona (2016).

Sus obras se exhiben en diferentes países de Europa y Estados Unidosy ha participado en importantes exposiciones colectivas y ferias. Destacamos: “Sobre Papel”, Galería Jorge Alcolea, Madrid (2017); Feria “FERIARTE”, Stand Galería Jorge Alcolea, Madrid (2017); “Point of View”, R. Alexander Fine Art Contemporany, Georgia. Estados Unidos (2017); “Heryca. Los viajes de Sirus”, Palacio Consistorial y Sala de Exposiciones temporales del Museo del Teatro Romano, Cartagena (2017); “Géneros Creativos”, Aula de Cultura de Cajamurcia, Cartagena (2017); “Open House”, R. Alexander Fine Art Contemporany, Georgia, Estados Unidos (2017); “Portraits of Daily Life”, R. Alexander Fine Art Contemporany, Georgia, Estados Unidos (2017); “Exposición extraordinaria de verano 2017”, Galería Jorge Alcolea, Madrid (2017); “Nexus”, Cayon Fine Art, Santa Fe, Estados Unidos (2017); “Coordinate 37,6-0,9”, Hernández Art Gallery, Milán, Italia (2017); Mary Martin Gallery of Fine Art, Florida, Estados Unidos (2017); Feria “ALMONEDA”, Stand Galería Jorge Alcolea, Madrid (2016); su participación en proyectos como “Made in Spain”, Silbernagl Undergallery, Varese, Italia (2016); «The Art of Spain», Galería R. Alexander Fine Art Contemporany, Georgia, Estados Unidos (2016); “La luz, el eco”, Museo Regional de Arte Moderno (MURAM), Cartagena, Murcia, (2016); “14º Gran exposición extraordinaria de verano”, Galería Jorge Alcolea, Madrid (2015); Affordable Art Fair, Singapur, Stand de la Galería Jorge Alcolea, Madrid (2014) o “Colectiva verano 2013”, Galería Echeberría, San Sebastián (2013), entre otros.

La revista norteamericana “iARTistas”, Issue 15, publica un reportaje sobre su obra en 2015 (escrito por Didi Menéndez).

Enlace a la entrevista

Para representar algo necesito sentirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 7 =